Select Page

¿Cuáles son algunos de los más famosos grupos literarios de la historia?

¿Cuáles son algunos de los más famosos grupos literarios de la historia?
05 de agosto de 2020
Escritores que se unen, comparten experiencias, conocimientos y se ayudaron mutuamente.

A lo largo de la historia se ha ido forjando una tradición en la literatura, donde escritores con mentalidades afines se unen y se ayudan mutuamente. Las ideas que convergen, los valores políticos, su ética de trabajo o incluso su gusto por una vida diferente, son algunas de las razones por las cuales estos escritores se unen.

Estas uniones han creado obras y colectivos que han sido muy beneficiosos en el campo cultural. La mezcla de sensibilidad, creatividad y convicciones de muchas de estas uniones lograron ya su lugar en la historia. Aquí te presentamos algunos de estos colectivos.

El conjunto de Bloomsbury

Estuvo activo entre 1907 y 1930. Entre sus miembros se destacan Virginia Woolf, el economista Johh Maynard Keynes, E.M. Forster, los pintores Vanessa Bell y Duncan Grant. Se podía ver seguido en ese círculo a Bertrand Russell, Aldous Huxley y T.S. Eliot.

Un grupo sin duda muy privilegiado, el cual se reunía los jueves para comer y beber en casa de Vanessa Bell en Londres. De acuerdo con Virginia Woolf, el grupo hizo una visión de vida nada corrupta y que se mantuvo por más de 20 años.

Stratford-on-Odeon

En 1920 podíamos ver juntos a Ernest Hemingway, James Joyce, F. Scott Fitzgerald, Gertrude Stein y el poeta Ezra Pound. Efectivamente este grupo fue la inspiración de Woody Allen para crear su Medianoche en París. El selecto círculo se reunía en la histórica librería Shakespeare & Company en la Rue de l’Odéon de la capital francesa.

En el local cultural compartían ideas y leían sus trabajos, pero al acción real de este grupo ocurría en cafeterías y bares de la orilla izquierda de la Ciudad Luz. El alcohol fue el hilo conductor de estos escritores.

Los mandarines

Así se les conoció a los existencialistas, conformados por Albert Camus, Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir. Desde 1943 hasta 1952. El primer terremoto rebelde de la posguerra, apuntaló lo que posteriormente se conocería como existencialismo, el cual rechazó todas las formas de control, ya sea social, político y religioso. Todos a favor de la libertad, el cuerpo y el espíritu.

Todo esto aderezado con la música de jazz y los bares de París, con alcohol y seducción. Antes del deterioro de la amistad entre Camus y Sartre, esa fue la esencia de este grupo literario.

Los inklings

En la Universidad de Oxford se conformó en las décadas de los 30 y 40 un grupo de académicos y escritores que entre sus miembros destacaban J.R.R. Tolkien, C.S. Lewis y Charles Williams.

Más allá de los bares parisinos y la vida agitada, este grupo literario fue menos intenso en su actuar, pero no por ello menos importante. Temas como la religión, los pubs serenos como el Eagle and Child y los juegos para burlarse de textos con menos talento fueron la constante de los que se llamó un club informal.

La mesa redonda de Algonquin

El periodo de entreguerras  antes de la crisis de 1929 se le conoció en el imaginario popular como “Los locos años 20”. En ese contexto podemos encontrar a La Mesa redonda de Algonquin. Con dramaturgos, actores y comediantes, todos juntos desde la Gran Manzana se podían dejar ver George Kaufman, Dorothy Parker, Harold Ross (fundador de The New Yorker), Edna Ferber y los humoristas Robert Benchley y Harpo Marx.

Cada hora del almuerzo, durante la mayor parte de esta gran década, se reunieron en el elegante Hotel Algonquin los egos de estos creadores, era un punto de reunión donde incluso la gente de a pie, disfrutaba de esas ingeniosas charlas.

El renacentistas de Harlem

Más al norte del egocéntrico Manhattan, en pleno Harlem, en esos mismos locos 20, escritores afroamericanos como Langston Hughes, Zora Neale Hurston, Jean Toomer entre otros formaron su círculo literario.

Fue una unión de mentes muy parecidas, donde construyeron ideas y escritos afroamericanos, contra los prejuicios raciales. Con fiestas legendarias, lejos de las convenciones sociales de su contraparte “más refinada” del sur de la ciudad. Tal fue el impacto de este grupo, que los blancos privilegiados de la época tomaron por primera vez en serio la literatura afroamericana.

La casa de febrero

En plena guerra mundial, encontramos a unos de los grupos más variados de nuestra lista. W.H. Auden, Carson McCullers, Paul y Jane Bowles, así como el compositor Benjamin Britten, el tenor Peter Pears y la leyenda del striptease Gypsy Rose Lee.

Antes de los hipsters de Williamsburg, en Brooklyn se reunía este grupo, el cual bebía, peleaba y trabajaba hasta altas horas de la noche. Aquí fue donde se crearon obras como The Member of the Wedding y The Ballad of the Sad Café.

El grupo de escritores del lado sur

La parte sur de la ciudad de Chicago fue refugio de escritores afroamericanos en los años 30 y 40. Este sitio se convirtió en punto de reunión para Richard Wright, Frank Marshall Davis, Arna Bontemps y Margaret Walker.

Inclinados por el realismo social, el marxismo y la ira, fue un grupo muy consciente de su contexto y las desigualdades sufridas en su comunidad. En ese círculo nació la novela Hijo Nativo, la obra más importante de Richard Wright, la cual se transformaría en uno de los libros más relevantes de toda la literatura afroamericana.

The Dil Pickle Club

Un bar clandestino en el centro de Chicago llamado The Dil Pickle Club fue el lugar de reunión para este grupo literario, el cual tenía como sus notables a Upton Sinclair, Sherwood Anderson, Carl Sandburg, Djuna Barnes y William Carlos Williams.

Nuestros escritores bebían, disfrutaban del show de cabaret y experimentaban con sus ideas. Un lugar de creatividad y vicio donde se podía leer en una pared la leyenda “Deja tu dignidad afuera”.+

Descarga

Facebook

Historial