Select Page

Bohemia Sabiniana

Los músicos suelen tener un aura bastante atractiva, es decir, tienen el don de apoderarse de la atención de quienes los rodean tan solo tomen algún instrumento y comiencen a ejecutarlo. Nuestro cumpleañero de este día se percató de tan maravillosa cualidad y no dudó en acercarse a la música, lo que terminaría convirtiéndose en su carrera y su vida.

Joaquín Ramón Martínez Sabina nació en España el 12 de febrero de 1949. Sus estudios primarios los cursó con monjas Carmelitas y comenzó a escribir algunos poemas a la edad de catorce años; asimismo se interesó en componer música con algunos de sus amigos.

Joaquín Sabina es referido como una persona independiente, pero lo suficientemente íntima a sus amigos, de carácter afectuoso e inclinación fiestera y bohemia. Ésta, la vida loca del cantautor, como cuentan por ahí, es imprescindible a la hora de referirse al músico español, autor de “19 días y 500 noches”. Joaquín Carbonell, músico y periodista, amigo de Sabina, afirma que "si una librería me vendiera un libro sobre Sabina que no hablara de drogas, prostitutas y alcohol, la denunciaría por estafa y pediría que me devolvieran el dinero".

De entre su vasto cúmulo de anécdotas, hay una que destaca por ser un fugaz entrecruce de dos leyendas del mundo de la música. Cierta ocasión, durante un exilio de Joaquín Sabina en Londres, cuando se ganaba la vida tocando la guitarra en bares y restaurantes, se acercó un hombre a dejarle propina. Al reparar en la figura solidaria hubo un acontecimiento: fue George Harrison, el exbeatle, quien lo había escuchado en ese momento.

Sabina, que se dedicó a la música para ligar e irse de fiesta, cumple hoy sus 67 años, por lo que le dedicamos un no tan melodioso, pero sincero ¡felicidades!

Encuentra más obras de Joaquín Sabina en Librerías Gandhi.

Con información de: “Mi amigo, Joaquín Sabina” en El País.

Mascultura 12-Feb-16

Descarga

Facebook

Historial